Biorresonancia

La terapia biorresonante consiste en la corrección del funcionamiento del organismo. Neutraliza lo patológico y restablece el estado fisiológico del organismo. Se realiza una influencia a nivel celular. Este método permite el tratamiento de una gran cantidad de enfermedades sin farmacología. Es bien sabido que la actividad de un ser vivo va acompañada de la aparición de pequeñas corrientes eléctricas constantes y alternas y conectadas con polos eléctricos y magnéticos. Podemos decir que el fenómeno eléctrico en el organismo está indefectiblemente conectado con su capacidad vital y representa una base para todos los procesos, empezando por la concepción de la vida hasta la transmisión de la información.

Puede parecer que los polos eléctricos de las células, órganos, tejidos y sistemas del organismo no son insignificantes, pero en realidad ejercen una influencia reguladora en todas las funciones. La vida en la Tierra se desarrolla a través de polos electromagnéticos, resonando con polos similares y diferentes fuerzas del Universo. Por eso, la existencia de los organismos que son partes compuestas de moléculas y átomos en el entorno de las ondas electromagnéticas se define por la cooperación óptima de múltiples polos electromagnéticos con algunos componentes de la oscilación del espectro del electroimán procedentes del Universo y también del Sol y la Tierra.

Los polos electromagnéticos externos pueden modular las señales electromagnéticas de una persona, llevando a la infracción de un "equilibrio electromagnético" y manejando las funciones del organismo. Está demostrado que la razón general de todo tipo de patologías radica en la alteración de la resonancia de las frecuencias electromagnéticas en las células del organismo. La concepción del diagnóstico y del tratamiento por "métodos bioinformativos" consiste en la búsqueda de los centros y sistemas patológicos con polos electromagnéticos "anormales" y en el ajuste de dichos medios de tratamiento, cuyos elementos son capaces de resonar en armonía con las frecuencias electromagnéticas "normales" en las células nerviosas para eliminar los polos discordantes, creando perturbaciones. Mientras tanto, los polos de los sistemas bioinformativos que están en resonancia armónica con las moléculas de recepción definidas del organismo a nivel atómico y subatómico (protones, núcleo, partículas) son capaces de soportar la información, transmitir la información y restaurar las funciones saludables del organismo. La esencia del fenómeno de la resonancia, en pocas palabras, consiste en el fortalecimiento múltiple del efecto de la influencia cuando la frecuencia, que influye en la de esos objetos (en nuestro caso bio-objeto) coincide con su propia frecuencia. Por ejemplo, el receptor que reproduce la señal de la estación-transmisora tiene un contorno oscilante que resuena al contorno transmisor.

En este caso, la sensibilidad del conjunto receptor aumenta a la señal de esta misma estación-transmisora y esta misma señal se eleva por encima de las demás. La terapia de biorresonancia es atractiva no sólo para los pacientes sino también para los médicos. En primer lugar, las posibilidades de diagnóstico de la terapia de biorresonancia son casi ilimitadas. Es posible no sólo definir el carácter de la enfermedad, sino también optimizar su tratamiento, ya que el método permite prever el presumible efecto secundario del remedio. En segundo lugar, la lista de enfermedades que se prestan a la terapia de biorresonancia es muy amplia. Los resultados exitosos se obtuvieron en el tratamiento de trastornos tales como el debilitamiento del sistema inmunológico, la alergia, la intolerancia individual a los productos dentales, todos los tipos de tóxicos, la mala cicatrización de las heridas y las úlceras, las enfermedades de los sistemas cardiovascular y digestivo, diferentes trastornos ginecológicos y urinogenitales, problemas con el sueño y muchos otros.

¿Cómo trata la terapia biorresonante?

Como se ha mencionado anteriormente, el organismo es una fuente de débiles oscilaciones electromagnéticas. Estas oscilaciones se llaman fisiológicas o armónicas. Son propias del organismo sano. Si una persona se enferma o algunos de sus órganos comienzan a funcionar de forma desproporcionada, aparecen las fuentes de nuevas oscilaciones patológicas. Conducen a la ruptura del equilibrio fisiológico en el organismo. Si el organismo no puede mantener el equilibrio entre las oscilaciones fisiológicas y patológicas por su propia fuerza, suprimiendo los procesos insanos a un nivel mínimo, la enfermedad progresa. Las fluctuaciones electromagnéticas se recogen por medio de un electrodo y en un cable eléctrico se envían a una entrada del aparato. A continuación, se tratan especialmente, se dividen en componentes patológicos y fisiológicos, y luego las fluctuaciones recibidas se envían de nuevo al paciente en el segundo cable.

Las posibilidades de la terapia biorresonante pueden ampliarse aplicando la terapia multirresonante. Se trata de un tratamiento mediante señales de un entorno con el que resuena el organismo. Principios similares se utilizan en la terapia del color, el tratamiento mediante piedras, metales, la magnetoterapia, los sonidos, etc. Por cierto, una dirección tan popular como la homeopatía es una versión de la terapia multirresonante.

¿Es peligrosa?

La respuesta a esta pregunta es bastante sencilla: no. En cuanto a las contraindicaciones, no se revelan. La cuestión es que las contraindicaciones se basan en la intolerancia individual a los medicamentos, o están relacionadas con cualquier efecto secundario de un preparado, - de hecho la terapia biorresonante no ofrece un tratamiento "a ciegas" cuando al paciente se le prescribe un medicamento, y luego se estima si es soportable. Como la terapia biorresonante se utiliza como medida terapéutica, es decir, se trata de una influencia por pequeñas fluctuaciones electromagnéticas, que son generadas por un dispositivo; simplemente no tiene sentido hablar de efectos secundarios e intolerancia individual.

LAS INDICACIONES DE LA TERAPIA BIORRESONANTE:

- Fortalecimiento del sistema inmunológico;
- Tratamiento de las alergias;
- Revelación de la intolerancia de materiales estomatológicos;
- Tratamiento de todo tipo de tóxicos;
- Tratamiento de heridas y úlceras que cicatrizan mal;
- Tratamiento de enfermedades del sistema cardiovascular, respiratorio y digestivo;
- Tratamiento de diversas enfermedades ginecológicas y urológicas;
- Tratamiento de problemas de sueño y muchas otras enfermedades y trastornos.

La biorresonancia es una terapia que libera al organismo de los factores patógenos que bloquean la energía del organismo. Sin efectos secundarios, la biorresonancia permite reducir o eliminar por completo la toma de medicamentos, preserva, ordena y restablece el equilibrio roto del organismo. Es una forma alternativa cuando es imposible lograr un efecto completo con la ayuda de la terapia convencional, está dirigida a la restauración y normalización de los procesos biológicos de las estructuras celulares y los sistemas funcionales del organismo, se combina perfectamente con todos los demás métodos tanto clásicos, como de la medicina tradicional.